Vostell. "Fiebre del Automóvil". 1973

Cabe hacer una especial mención de la obra "El Fin de Parzival", ideada por Dalí en los años veinte y realizada por Vostell en 1998.

Vostell. "Fluxus Buick Piano". 1998

 

Vostell. "Trashumancia IV". 1988/1993

En el jardín de escultura está instalada con carácter permanente una gran pieza de Wolf Vostell, d 16 metros de altura titulada "¿Por qué el proceso entre Pilatos y Jesús duró sólo dos minutos?" (1996), conformada por el fuselaje de un avión ruso Mig-21, dos automóviles, monitores de ordenador y tres pianos.

 

La Colección inaugural Wolf y Mercedes Vostell ofrece un recorrido amplio y variado por los ciclos más representativos del artista fundador. La componen cinco ambientes que constituyen la referencia peculiar de este museo: Fiebre del Automóvil (1973), Fluxus Buick Piano y Desayuno de Leonardo da Vinci en Berlín de 1998.

La mayoría de estos ambientes incluyen como objetos artísticos elementos de la simbología fetichista de nuestra época (el coche, la televisión, el hormigón), transformados y confrontados aqui por Vostell para darnos aviso de las sombras y conflictos que encierra la sociedad en la que vivimos.

A todo ello se unen cinco esculturas (los Toros de Hormigón), cuatro grandes relieves (Trashumancia), y otros cuadros de gran formato como El Entierro de la Sardina (1985), Las Chicas del Billar (1986), Mitos Berlín (1986-1987) y Estrella Seelenfreund (1994)

Además, la colección Wolf y Mercedes Vostell cuenta con un abundante número de cuadros-objetos (El muerto que tiene sed y VOAEX), sergrafías (V40) y proyectos de esculturas (Serie Ícaro y Tanit) que intentan ofrecer un extenso itinerario por los ciclos más significativos del artista. Se deben mencionar también las obras Transmigración III (1958-1959), el primer cuadro conocido en el que se introduce un aparato de televisión, y Montaña extranjera (1958), con la que Vostell inicia su gran producción sobre Extremadura.